HERA

HERA

Hera fue la mujer legítima de Zeus a la vez que su hermana pues era hija de Cronos y Rea. Hera fue convertida en madre de todos los dioses y ella es la protectora por lo tanto de la familia y del matrimonio. A pesar de ello, Hera tuvo que lidiar constantemente con los devaneos amorosos de Zeus, sus celos provocaban una ira descontrolada que la hacían ser temida por aquellas/os que sucumbían a las tentaciones de Zeus, o quienes se convertían en hijos ilegítimos del Dios.

Hera poseía una gran belleza, lo que le llevó a ser una de las tres diosas que se disputaron la manzana de oro, lanzada por Discordia, en la que se leía inscrita " a la más bella" y que inició la Guerra de Troya. Al no recibir la manzana en favor de Afrodita, Hera se posicionó del lado griego.

Hera tuvo varios hijos: Hefesto (al cual tiró del Olimpo debido a sus deformidades), Ares (Dios de la Guerra), Hebe (Diosa de la juventud) y Ilítia (diosa protectora de los partos y la maternidad). La mitología está llena de historias que reiteran su carácter celoso y castigador, pero no es menos cierto que también muestran el profundo amor que tiene por Zeus y por la protección de su familia.

Hera sucumbió a los encantos de su hermano cuando éste se convirtió en cuco, ella arropó el animal para protegerlo del frío, y fue entonces cuando Zeus tomó su forma natural, violándola a continuación. Hera en algunas ocasiones y debido a las numerosas discusiones que le enfrentaban a su marido decidió abandonarlo, pero Zeus siempre logró que volviera junto a él.

VOLVER AL INICIO

VOLVER AL INDICE